Tus Manos

Siempre extendidas..
dispuestas a darme fuerzas
cuando perdi el rumbo.

Cuantas excusas habras escuchado..
mas fueron mis lágrimas
las que te buscarón..

Tu bondad infinita
que no cabe en el entendimiento humano..
Perdemos el rumbo,
Olvidamos los pasos,
Apagamos la luz..

Tus manos siempre extendidas
sin importar el muro que construyamos..
Tus manos me rescatarón..
yo misma me solte de tu abrazo..
y tú te quedaste esperando

Cuando regresé a tu lado
me sujestaste más fuerte..
y pude ver que no existe otro lugar
mas seguro para mi..que en TUS MANOS.

1 comentario:

La sonrisa de Hiperión dijo...

Un placer haber vuelto por tu casa.

Siempre estupendas las cosas que nos dejas...

Saludos y un abrazo.